Blogia
RELATOS FEBRILES

LA VIDA

LA VIDA

¡Qué extraña es nuestra breve procesión por la vida! El niño dice: "Cuando sea un chico grande..." Pero ¿qué es eso? El chico grande dice: "Cuando sea mayor..." Y el mayor dice: "Cuando me case..." Pero ¿qué es ser casado a fin de cuentas? El pensamiento cambia a: "Cuando pueda retirarme..." Y despues cuando llega el retiro, se vuelve la vista hacia el paisaje atravesado; parece correr por él un viento frío. Hay algo que no se ha logrado y que desaparece.

La vida está en vivir, en el tejido de cada día y cada hora. El problema es que lo aprendemos demasiado tarde.

Os contaré un relato muy real.

Tres médicos, incluído un famoso especialista, habían llegado a la conclusión de que el Sr. José era un caso incurable. Le dijeron que no comiera ni esto ni lo otro y que se mantuviera en absoluta calma. ¡También le dijeron que hiciera su testamento!

La enfermedad que padecía le había obligado a abandonar un puesto de trabajo muy bien remunerado. Ya no tenía nada que hacer. Sólo esperar una muerte que se demoraba.

Tomó una decisión. Se dijo: "Como me queda muy poco tiempo de vida, debo aprovecharlo bien. Siempre he deseado dar la vuelta al mundo (en barco) antes de morirme, por lo tanto ha de ser ahora".

Los médicos advirtieron al Sr. José: " Debemos decirle que si hace este viaje, lo sepultaran en el mar." José les contestó: "He prometido a mis familiares que me enterraran con mis muertos, comprare un féretro y lo llevaré conmigo. En caso de que muriera, instalarán el cadáver en el frigorifico y lo mantendrán allí hasta que el barco vuelva a casa."

"Durante el viaje bebí, fume, comí de todo, ¡disfruté más de lo que había disfrutado en muchos años! En el barco canté, jugué y no me acostaba hasta la madrugada.

Cuando terminé el viaje había engordado treinta kilos de peso. Me había olvidado que padecía una enfermedad. Nunca en mi vida me había sentido mejor.

Me apresuré a quemar el féretro y volví a ocuparme de mis tareas. Desde entonces no he estado enfermo ni un solo día".

Disfrutemos así cuanto podamos, antes de que el polvo nos devore. ¡Vale!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

15 comentarios

Anónimo -

si vives sin ningun riesgo no vale la pena(el varco)ay qe vivir la vida a tope disfrutando el cada minitu como si fuera el ultimo aunqe eso no lo suele hacer mucha gente

Trini -

Aunque a una menor escala, me he sentido identificada con José. Yo también decidi disfrutar del día a día y esquivar, sino a la muerte, si a su ayudante.
Un abrazo.

CHIPI -

Qué extraordinario y potente es este relato.
Un abrazo

ladina -

No hay que dejar que nadie te estropee el futuro con falsas previsiones. Hay que disfrutar del día a día y el mañana, ya llegará.
Besurris.

Peluch -

Carpe Diem, o carpe omnius, como dijo aquel. Enhorabuena por el post, señor Eme.

Laraima -

Pues si, porque no hay mejor momento que el presente. No hay nada seguro y no sabemos que puede ocurrirnos mañana, asi que mejor aprovechar ahora.

Wendeling -

perdón, el anónimo soy yo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

leumas -

Por experiencia te puedo decir, que siempre se vive pensando en el mañana, nunca en el presenta. De pronto un día, te lo quitan todo, y es cuando te das cuenta de que lo importante es ir día a día, pensando en el futuro pero no a demasiado largo plazo, porque no sabemos cuanto estaremos en ese futuro.
Vive cada dia plenamente, eso es lo q uno se lleva cuando se va de esta puñetera vida...
Un saludo
chau

Anónimo -

No importa de donde sale el barco, sino que está ahí para demostrarle al Sr. José que la vida hay que vivirla, no morirla (vaya palabreja me acaba de salir).

Muy bien.

Besos de una maia.

luces -

de dónde sale ese barco????

Hell -

No hay nada que mejor lo defina que: "Pura vida". Este verano he tenido la suerte de disfrutarla, y desde luego que eso intento siempre que te tengo tiempo. Tiempo de disfrutar de la vida, y toda una vida para disfrutar de tu tiempo.
Bsos!

verena -

gracias por tus saludos
la vida a veces nos enseña de muchas formas a apreciarla
pero cuidate, igual chequea tu salud
todo esta en la mente de uno, pero hazlo
un abrazo grande

besos y sueños


verena

Anónimo -

Magnifíco post, tiene usted una imaginación fantastíca.
Un beso.

Rrose Sélavy -

Sí Sr. Eme, hay que disfrutar de la vida y desconfiar de los médicos.
Lo mejor de su post es el VALE! final.

natalia (cenicienta) -

soy la prime en comentarte, y quiero darte la enhorabuena, fantastico post. Y muy cierto.. Disfrutemos del presente, aunq a mí se me hace dificil, kjaa pero es uno de mis retos,, besos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres